Cómo elegir una máscara.

¿Cómo elegir una máscara?

La máscara, es un elemento indispensable para soldar y para protegernos de la radiación que genera la soldadura.

Es necesario saber, que la soldadura emana 3 tipos de rayos:

Rayos infrarrojos (IR), Rayos ultravioletas (UV), Rayos lumínicos. Si bien cada uno de estos genera efectos diferentes, en los tres casos quemaran nuestros tejidos, sea nuestra piel, como aquellos que conforman nuestros ojos.

Inicialmente las máscaras, eran pasivas, es decir, contaban con un filtro de rayos IR  y UV que eran fijos. Estos se encargaban de filtrar dichas radiaciones, y para mitigar los rayos lumínicos, podían adquirirse con distintos niveles de opacidad. Así como ocurre con los sistemas de polarización de los cristales de un automóvil o los distintos tonos que podrían tener unas gafas de sol, el soldado podía elegir un tono, bajo, uno intermedio, y uno alto. Es decir, podía elegir entre uno más claro o uno más oscuro.

Esto generaba algunos inconvenientes, ya que el operario al ponerse la máscara, anulaba su visión, y al menos que se trate de un soldador muy habilidoso, se dificultaba el posicionamiento de las piezas y el inicio del arco. Uno no veía dónde estaba soldando.

Gracias a  los avances tecnológicos surgieron las máscaras fotosensibles, también llamadas “activas”, que son, aquellas máscaras que cuentan con sensores que responden a los estímulos de luz, de tal modo que cuando el sensor detecta dicho estímulo, el visor se oscurece.  

Esto permite que el soldador, pueda tener la máscara puesta, posicionar las piezas a soldar y ejecutar la soldara sin necesidad de ponerse y sacarse la máscara, y más aún, sin utilizar sus manos.

Los sensores mencionados, están alimentados por baterías que se cargan gracias al panel solar ubicado en el frente de la máscara. Es decir, que a medida que se suelda, se produce la carga de las baterías. Uno de los aspectos a evaluar a la hora de elegir una máscara es asegurarse de tener acceso a las baterías para su recambio, ya sea para hacerlo de manera particular, o bien a través del servicio técnico.

Vale aclarar, que un error frecuente, es si el lente frontal de la máscara está muy dañado, sucio o bien, nuestra máscara queda apoyada “boca abajo”, el panel solar no recibirá la energía lumínica adecuada y no se cargará la batería. La solución es limpiar el lente, o bien acercarla a una fuente de luz durante algunos minutos (el Sol por ejemplo) para que se reanude la carga.

El principio de funcionamiento es el siguiente: La máscara contará con un filtro, que por defecto,  se encargará de filtrar los rayos IR e UV evitando su paso. El usuario no podrá regularlo, con lo cual esto asegura que la protección es efectiva y permanente. No habrá manera de desactivarlo, porque esto sería riesgoso y no tendría ningún tipo de sentido. Esto explica, porqué cuando nos ponemos la máscara, vemos a través del lente con una tonalidad verdosa, debido a que las otras frecuencias se ven impedidas por el filtro.

Ahora bien, a diferencia de las máscaras pasivas, el operario tendrá la posibilidad de ver en todo momento, y la lente se oscurecerá sólo cuando haya un estímulo de luz tal que active los sensores fotosensibles que tiene en su panel frontal.

VELOCIDAD DE LOS SENSORES.

La cantidad de sensores y su velocidad de respuesta,  serán unos de los aspectos más importantes a la hora de elegir una máscara. Cuanto más sensores tenga, y más veloces sean, mayor nivel de protección tendrá el operario.

Esa velocidad de respuesta está expresada en milisegundos. Por ejemplo: una máscara cuya velocidad de respuesta es de 1/25000 segundos, nos dice quetarda 0,04 ms en activarse. Con lo cual, cuanto más grande sea el denominador (en este caso 25000) más rápido será el sensor.

Es un tiempo extremadamente corto, e imperceptible para el cerebro humano, pero que si lo pensamos de manera acumulativa, logra afectar a nuestra vista.

SENSIBILIDAD

El segundo aspecto importante en una máscara es el control de la sensibilidad. Podemos decir, que la luz que activará los sensores, idealmente tiene que ser la luz que emite el arco eléctrico en la zona de soldadura. Pero, puede ocurrir que la máscara se active por un estimulo externo no deseado ya que el sensor no puede identificar el origen de esa luz. Por ejemplo, la luz del sol cuando se realizan tareas al aire libre, la soldadura de un operario que esté trabajando cerca de nosotros, etc.

Para evitar ese problema, el operario podrá regular la sensibilidad de la máscara. Esta irá en una escala que de baja a alta y definirá cuán sensible es el sensor a un estímulo de luz. Si la sensibilidad es muy alta, es probable que la máscara se accione con fuentes de luz externas, y si es baja, tenderá a responder al arco de soldadura con el que estamos trabajando.

OPACIDAD

El tercer aspecto, a tener en cuenta, es que si bien el soldador no podrá modificar las propiedades de los filtros UV e IR, sí podrá modificar los grados de opacidad de del visor.

La escala con la que se mide es la DIN (proveniente de la norma alemana que lo normaliza), y define en una escala que generalmente va de 9 -13 el nivel de opacidad del visor, siendo 9 el valor más claro, y 13 el valor más oscuro.

En la siguiente tabla se relacionan algunos aspectos que influyen en la configuración de la opacidad de la máscara.

Este valor dependerá del proceso que estemos utilizando y del valor de corriente de soldadura  con la que estemos trabajando.

Es importante tener claro para qué se va a utilizar la máscara. Hay máscaras que no tienen el mismo desempeño con los diversos procesos, un ejemplo claro es con el proceso TIG, que genera una luz “blancusca” particular, que no es detectada por algunos sensores que sólo se limitan a los proceso MMA y MIG.

DELAY

El delay, muchas veces, genera confusiones en los soldadores. Se piensa que sirve para definir el tiempo que tarda el sensor en activarse, pero como dijimos antes, ese tiempo lo define la calidad del sensor, y no tendría sentido aumentarlo, porque correríamos el riesgo de dañar nuestra visión.

Este control está diseñado para proteger los ojos del soldador contra rayos fuertes residuales después de soldar. Es posible demorar el tiempo de cambio al estado claro desde el oscuro, configurando el interruptor de control de demora en (Rápido) o (Lento). La configuración (Lento) se recomienda para aplicaciones de alto amperaje donde el charco de soldadura es todavía muy brillante después de que el arco de soldadura ha cesado y para situaciones donde el filtro se puede bloquear temporalmente por ver el arco de soldadura.

La ergonomía es un aspecto importante. La máscara debe ser liviana, cómoda y ajustarse a nuestra fisionomía. Esto estará determinado por la vincha de ajuste y los materiales que la componen y están en contacto con nuestra cabeza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *